sábado, 1 de noviembre de 2008


Sobre los Cínicos


 Aron Benaim, Alejandro Celli, León Winkler. (estudiantes del Dpto. de Humanidades de la Universidad Metropolitana).





Diógenes en su tonel, rodeado de perros
        

Introducción
¿Es usted feliz? Si su respuesta es afirmativa, ¿Por qué se considera usted una persona feliz? ¿Tiene dinero? ¿Tiene amigos? ¿Goza usted de una alta posición dentro de la sociedad? ¿Se viste usted con la ropa más elegante del mercado? No cabe duda de que en el mundo en que vivimos la felicidad se basa en cuánto tenemos. No solo cuánto, sino de qué somos dueños. Poetas y bohemios dicen que el dinero no trae la felicidad, ¡Pero cómo nos hace ese objetivo más fácil! ¿O piensa usted lo contrario? Que el ser feliz lo encontramos dentro de nuestra alma, que las posesiones materiales son solo objetos que nos estorban y nos hacen cada vez más vacíos, que no se necesita estar rodeado de gente falsa para alcanzar la felicidad… si piensa así entonces usted podría considerarse un Cínico moderno: un Cínico del siglo XXI. Claro, decimos del siglo XXI porque los Cínicos de la edad antigua eran bastante más extremistas e irreverentes, aparte, que en nuestros días por Cínico entendemos a alguien insensible ante las cosas. Un poco nos hemos alejado del verdadero concepto. Como todos los filósofos de aquellos tiempos, los Cínicos buscaban el camino hacia la virtud; siendo la virtud la fuerza de vida que distingue a cada hombre, lo que guía a la felicidad. ¿Qué es la felicidad? ¿Cómo se llega a la felicidad? Ambas eran incógnitas que los pensadores de la Grecia Antigua trataron de responder.
La respuesta de los Cínicos en aquella época llamaba al hombre a liberarse de todas las posesiones materiales posibles y quedarse con sólo las necesarias para la vida. ¡Vaya ironía! Si hubieran sabido que en mas de dos mil años la gente iba a ser dependiente de los blackberrys, computadoras, automóviles y televisión, no se hubieran echado el carro de vivir como perros, en la basura y en la escoria de la ciudad si su mensaje nunca iba a ser recibido. Rechazaban las convenciones sociales y la moral de los pueblos, tanto así, que algunos llegaron hasta masturbarse o tener sexo en público. Nada les importaba, ni siquiera su propia higiene personal.
El siguiente trabajo tratará a fondo las anécdotas mas destacadas de este grupo de rebeldes que, al no dejar casi ningún material escrito, es mediante sus acciones que se ve reflejada su filosofía. Así como también, los pilares básicos de sus maneras de pensar, qué los hacía únicos, y la vida que llevó cada uno. ¿Qué significa ser Cínico? ¿Se considera usted una persona Cínica? Este trabajo le ayudará a encontrar esa respuesta.


Contexto Histórico

La escuela Cínica se fundó y desarrolló en Atenas. La vida de sus filósofos más importantes se va a desarrollar en épocas notables de la antigua Grecia, desde la época Clásica, hasta el período Heleno que comienza con la muerte de Alejandro Magno. Antístenes al ser contemporáneo con Sócrates, va a vivir en la brillante Atenas de Pericles, donde los fundamentos democráticos son introducidos en el gobierno, se reconstruye la ciudad y renace el pensamiento filosófico y la cultura. Luego, dentro de la administración de los Treinta Tiranos, se pasa de la democracia a la tiranía, donde el pensamiento autónomo, y la libertad de expresión fueron reprimidas y castigadas. Vivían en un mundo completamente distinto al nuestro; ir a la guerra era bastante común y la homosexualidad era aceptada dentro del campo militar. El mundo se desarrollaba en la Polis, ciudades cada una con su propia soberanía, y en el Ágora, el centro social y cultural de la comunidad. En Atenas, va a ser muy común la llegada de extranjeros a la ciudad. Arribaban de todas partes del mundo viajeros, que en las plazas, vendían, compraban e intercambiaban su cultura con los oriundos de la Polis.
En el mundo griego habían ciertos conceptos que se tomaban por sentado, que en nuestra época ya no se practican, se castigan o son mal vistas por la comunidad: la esclavitud y la condición de la mujer en la sociedad. La función única de la mujer era la de la crianza de los hijos, por lo cual era bastante extraño ver a Hiparquia, la esposa del Cínico Crates, caminar junto a su esposo por las plazas y callejones de la ciudad en busca de comida en los basureros. Las mujeres tampoco podían optar por cargos políticos ni participar dentro de las instituciones de la ciudad. Los esclavos eran generalmente vendidos o ganados como botín de guerra. En teoría, éstos no poseían de razón, eran como los animales, y por eso carecían de libertad.


Conceptos Básicos

A continuación damos una serie de conceptos relaciones con esta escuela filosófica:
Areté: Es una palabra griega, la cual al ser traducida al Latín perdió mucho de su significado y se llamó Virtud. Sin embargo el sentido de virtud es diferente en esta nueva palabra. Según fuentes electrónicas significa “Es el producto que designa la fuerza y la destreza de los luchadores, el valor heroico, pero no en sentido moral, sino de fuerza. Define al hombre de calidad, para el cuál, lo mismo en su vida privada que en la guerra, se rige por sus propias normas de conducta, ajenas al común de los hombres" (1)
Autarquía: Significa autosuficiencia en griego, y mas que todo propone la independencia del individuo frente a condicionamientos exteriores. Los Cínicos con esto proponían el areté; tener autonomía de pensamiento.
Ataraxia: Palabra griega que significa la imperturbabilidad ante las pasiones. Antístenes ve reflejada esta cualidad en la actitud de Sócrates cuando va a beber la cicuta.
Ascetismo: Conducta que va en contra de un sistema ya impuesto. En el caso de los Cínicos, ellos rechazaban la moral y las conductas de la sociedad en que vivían.
Sofistas: En la antigua Grecia los sofistas eran lo que son los abogados hoy en día. Ellos enseñaban a las personas retórica, a defenderse mediante las palabras. Sócrates los criticaba fuertemente ya que ellos cobraban dinero por sus enseñanzas, aparte no buscaban la verdad sino persuadir.
Tracios: Pueblo indoeuropeo que se diferencia de otros por su creencia en la inmortalidad. Se extendieron por la región europea más que todo en lo que hoy conocemos como Bulgaria, Rumania, Checoslovaquia y el noreste de Grecia. La madre de Antístenes era tracia.
1. http://www.cinicos.com/ci04.htm


Biografías
Algunos comentarios sobre la vida de los principales filósofos cínicos.

Antístenes (444?-365? a.C.): Considerado fundador y padre de la escuela Cínica por su discípulo Diógenes de Sínope, Antístenes fue un filósofo griego nacido en Atenas. Hijo de esclavos de ascendencia tracia, la primera educación de Antístenes fue de orden sofista, luego se convierte en discípulo de Sócrates quien fue el que le aconseja dedicarse a la filosofía por entero, a la búsqueda de la verdadera y no falsa virtud que enseñaban los sofistas. Platón, en su dialogo “Fedon” relata que Antístenes era una de las personas que se encontraba en la celda de Sócrates cuando éste toma el veneno. Desde ese momento Sócrates se convertiría en una de los modelos a seguir de Antístenes por su ataraxia o imperturbabilidad ante las pasiones, sobre todo, al momento de beber la cicuta. “Las pasiones tienen causas y no principios” solía decir siempre el cínico.
Antístenes funda la escuela Cínica en un gimnasio en Cinosargo; este nombre se dice que es uno de los orígenes de la palabra Cínico: kyon argos que significa “perro blanco” o “perro ágil”. Va a ser en ese lugar donde Antístenes comenzará a desarrollar su filosofía, la cual sostenía que para alcanzar la felicidad se debía dejar atrás todo lujo, placer y posesiones materiales. Alcanzar la virtud, les enseñaba Antístenes a sus discípulos, solo se conseguía mediante la autarquía o despego de los deseos superfluos e innecesarios. Debido a esta manera de pensar, Antístenes solo llevaba consigo un manto, un zurrón, un bastón y nada más; exagerando las costumbre socrática de vestir. Su lugar de enseñanza estaba dedicado a Hércules, debido a que Antístenes también llamaba a la conformación con la naturaleza y al trabajo duro. Los placeres, las artes, las comodidades y el refinamiento eran rechazados y considerados una distracción para el sabio, al igual que las convenciones sociales. Uno de los fundamentos de la escuela Cínica consistía en que el hombre debía dejar el dinero, la fama y la familia para ser feliz enteramente. Las costumbres de la sociedad era no más que ataduras para el ser humano, el cual era tomado como ser individual. Antístenes proponía la vuelta a la naturaleza. También hacía crítica a la organización social, las instituciones de la ciudad y a la alianza ateniense con la democracia.

Diógenes de Sínope (404-412?-323 a.C.): Es el filósofo más conocido de la escuela de los Cínicos. Nació en Sínope, actual Turquía donde vivía con su padre quien era el dueño de la casa de la moneda. Por haber ayudado a su padre a destruir la moneda de su ciudad natal, Diógenes es exiliado de Sínope y huye a Atenas.
Se puede decir que Diógenes era un Cínico nato, ya que antes de que éste se hiciese discípulo de Antístenes, su actitud frente a las convenciones y las normas era soez e irreverente; cuando Diógenes es expulsado de Sínope responde con cierta ironía: “Ellos me condenan a irme y yo los condeno a quedarse”.
Ya estando en Atenas conoce a Antístenes y adopta el estilo de vida de los Cínicos. Vestía con un manto, dormía en las calles o plazas de la ciudad, comía comida sencilla a veces hasta carne cruda, hacía sus necesidades fisiológicas y mantenía relaciones sexuales en público. Vivía como los perros, de allí, también se dice que surge la palabra Cínico, de Kynicos que es la forma adjetiva de Kyon que significa perro. En más de una ocasión los jóvenes de la polis se le acercaban para molestarlo y Diógenes los espantaba tratándolos de morder como si fuera un animal.
La mayor parte de su filosofía se va a parecer mucho a la de su maestro Antístenes. Sostenía que la felicidad es posible de hallar de una manera económica y sencilla, mediante lo natural. Obviaba las convenciones sociales, de hecho practicaba el ascetismo oponiendose a las instituciones sociales y al sistema político. Él mismo se consideraba ciudadano del mundo, sin pertenecer a ninguna ciudad ignorando las leyes y la justicia. En muchos momentos difirió de su maestro Antístenes acerca del concepto de propiedad. Para el docente ésta era un estorbo para el hombre, para el pupilo ésta simplemente no era considerada, de hecho proponía el robo y destrucción de la misma. Para Diógenes la virtud se hallaba en la supresión de las necesidades, teniendo una vida austera y rechazando los placeres, dado a que para el filósofo el hombre obedece a sus deseos como un esclavo que obedece a su amo. Tampoco creía en el amor catalogándolo como un “negocio de ociosos” mas consideraba que el coito era una necesidad vital.
Se conoce más a Diógenes por sus anécdotas que por sus obras. Entre ellas se habla la de la vez cuando Alejandro Magno se le acercó a Diógenes estando en Corinto y le pregunto “¿Hay algo que pueda hacer por ti?”, a lo cual Diógenes le respondió: “Sí, correrte. Me estás tapando el sol.” En otra ocasión Diógenes es invitado a una lujosa mansión y se le prohíbe escupir en el suelo, en ese instante Diógenes escupe en la cara del dueño alegando que no encontró otro lugar mas sucio para hacerlo. Sus obras fueron pocas, sin embargo son sus acciones las testigos de su legado. De masturbarse en una plaza pública, hasta morir por comer carne de pulpo crudo, Diógenes de Sínope vivió la vida de un perro en busca de la felicidad y la autosuficiencia.

Crates (368-288 a.C.): Es un filósofo griego nacido en Tebas y discípulo de Diógenes de Sínope. Al nacer, se convierte en heredero de una gran fortuna a la cual renuncia cuando forma parte de la escuela Cínica. Se dice que al ver una tragedia de Eurípides se conmovió al ver al rey haciendo de mendigo, tanto así, que anunció que repartiría su fortuna a todos los habitantes de Tebas. Muchas personas se rieron de él, mas se acercaron a su casa donde vieron a un Crates eufórico lanzando las monedas por la ventana. También se comenta que dejó su herencia en manos de un banquero al cual hizo prometer le daría el dinero a los hijos de Crates cuando el muriese si es que ellos tampoco se habían dedicado a la filosofía.
Crates asumió el estilo de vida de los Cínicos mas no adopto la misma actitud de Diógenes frente a la sociedad. Crates era respetuoso y dulce. La gente de la ciudad lo llamaba “El Filántropo” ya que era menos agresivo que su maestro. Como todo Cínico, predicaba que la autarquía y sobretodo la sencillez eran los caminos para encontrar la felicidad. En cuanto a sencillez se trataba, Crates hablaba de desprenderse de la propiedad, familia, costumbres sociales e incluso de las opiniones propias. A éste filósofo nada le preocupaba, vivía desconectado de la sociedad; no se metía en los asuntos públicos ni se burlaba de los reyes.
Su apariencia exterior era deplorable; su cuerpo se lleno de llagas las cuales se rascaba con sus uñas que nunca se cortó, le salieron legañas en los ojos y su cabello parecía fieltro tupido. De lo único que se quejaba era de no tener la flexibilidad suficiente para poder lamerse sus heridas tal como lo hacen los perros. A pesar de todo esto Hiparquia de Maronea, la hermana de su discípulo Metrocles, se enamoró perdidamente de él. Crates le advirtió acerca de las condiciones en las que él vivía, sobre la pobreza, su suciedad y la vida pública, recalcándole que la poseería frente a todo el mundo cuando el quisiese. También ella renunció a la fortuna de sus padres, y se fue a vivir junto a la basura y junto a Crates. Fue muy cálida con los pobres al igual que su esposo. Se dice que tuvieron dos hijos y que juntos paseaban por las plazas de la polis. Se comenta que para introducir a su hijo al sexo, Crates lo llevó a burdel, y que a su hija le permitía contraer matrimonios de prueba que duraban un mes para ver si la unión funcionaba.
Crates murió de viejo y de hambre, ya que afirmaba que el hombre debía subsistir sin la ayuda de ningún agente exterior. Con su dulzura y su excéntrica sencillez abandona el mundo acostado en un mismo lugar; ganándose el respeto de los perros y de todos los Cínicos.

Metrocles e Hiparquía de Maronea: Metrocles y Hiparquía son dos hermanos que provenían de una familia muy rica de Maronea. Metrocles desde muy temprana edad le interesaba la filosofía, gracias a su fortuna pudo hacer lo que le gustaba que era la filosofía. El también fue discípulo de teofrasto y también de Jenócrates. Metrocles no se sintió complacido hasta que llego a ser discípulo de Crates y abandono sus pertenencias. Este fue conocido como con animo de memorizar y utilizar como guía. Su hermana se enamoro de Crates pero este amor no llego a nada ya que le amenazo con suicidarse. Al final y en contra de las normas sociales de la época mantuvieron una relación cínica, que incluía el mantenimiento de relaciones sexuales en público.
Hiparquía hermana de Metrocles era una de las pocas mujeres de la filosofía, pero si fue la única mujer filosofa cínica. Para ella no fue nada fácil dejar sus pertenencias, vestir el manto cínico y llevar una vida como la de sus colegas, no le fue fácil dada las costumbres de la época. Su manera de tratar a Crates era muy cordial y agradable y compartian muchas cosas de filosofía.

Onesícrito de Astipalea: Su vida duro aproximadamente 80 anos de edad. Fue otros discípulo importantes de Diogenes y también el mas viajero. Acompañó a Alejandro Magno a una conferencia en la India. En esa expedición contacto a los Gimnosofistas hindúes, estos los define como sabios o santones medio desnudos y también los comparo con los cínicos griegos. Diogenes lo incluyo en su libro y su nombre figure en cualquier lista de cínicos ya que su actitud y su difusión era todo hacia el cinismo.


Otros cínicos menos conocidos.

-Mónimo de Siracusa, fue discípulo de Diógenes.
-Menipo de Gadara, discípulo de Crates.
-Bión de Boristenes (-335 a -245 a.C.) este fue vendido como esclavo, y acabó en Atenas estudiando filosofía con Crates.
-Estilpon de Megara (-360 a -280 a.C.) que pasó por la escuela cínica (es probable que fuera alumno de Diógenes) y por la megárica donde llegó a encabezarla.
De los filósofos posteriores a Diógenes Laercio, solo destacaremos a Luciano de Samosata que fue una mezcla de cínico y de epicúreo, escribió numerosa obras, casi todas de carácter satírico, así como diálogos en algunos de los cuales intervienen filósofos cínicos.


Ideas Principales de la Filosofía Cínica

La filosofía cínica se puede dividir en dos ramas: filosofía teórica y la filosofía práctica. Ambas partes tienen planteamientos y conceptos que son importantes para explicar lo que fue un pensamiento naturalista y anti-materialista.
Los cínicos dejaron muy poco material escrito que permitiese establecer con exactitud cuáles eran sus principios y fundamentos. Sin embargo, dejaron muchos anécdotas que permiten inferir cuales eran las ideas por las cuales se regía esta escuela.
El principio fundamental de esta filosofía es la búsqueda de la felicidad. Los cínicos consideraban que para alcanzar la felicidad había que despojarse de todas las posesiones materiales, por dos razones. La primera, es que para los cínicos era inconcebible que la felicidad estuviese apegada o proviniese de cualquier otra cosa que no fuese el areté (concepto que vagamente se parece a lo que hoy conocemos como virtud) de la persona. En segundo lugar; los cínicos planteaban la necesidad de deshacerse de todo lo que pudiese causar preocupaciones ó angustias. Estas eran impedimentos para alcanzar la felicidad. No hay posesión material que no tenga un valor adjunto a ella. Si tiene un valor adjunto va a haber una preocupación constante, por más pequeña que sea, por el estado de dicha posesión. Por consecuencia, todas las posesiones materiales van a causar preocupaciones de algún tipo que impedirán que el individuo alcance la felicidad. Bajo esta afirmación, era necesario despojarse de dichas posesiones para poder alcanzar la virtud.
El vivir libre de posesiones materiales implica una serie de dificultades. No hay posibilidad de tener una casa donde resguardarse; tampoco no se podía adquirir recursos de los mercados u otros lugares similares. En otras palabras, abandonar cualquier posesión material implicaba un cambio radical en el estilo de vida. Había que adoptar un modo de vivir que causara pocas necesidades, que enseñara cómo lidiar con los elementos y otras experiencias nuevas que no habían sido experimentadas hasta el momento. Los cínicos encontraron el mejor ejemplo a seguir, en el entorno. Este vendría a ser el segundo pilar fundamental en su filosofía: El vivir acorde a la naturaleza.
Vivir según la naturaleza significaba vivir como los animales. Había que ser autosuficiente, disciplinado para poder aguantar al clima y los elementos. Éstas junto a otras cualidades pasarían a ser algo parecido a valores que debía poseer una persona según los cínicos. Además implicaba ser independiente, que el individuo siguiese sus propias reglas y no las que le impusiese la sociedad, tal como los animales en la naturaleza, quienes hacen sus propias reglas. Entre cualidades más importantes, están: Autakeria (autosuficiencia) que era indispensable si se pretendía vivir según la naturaleza; Askesis (disciplina) necesaria para poder resistir al clima y sensaciones como el hambre; Parrhesia (libertad de palabra) que implica decir exactamente lo que se piensa; una de las demostraciones más contundentes de libertad e independencia; Anaidea (desvergüenza) la cual es otra demostración de independencia e incluso se puede considerar un requerimiento para ser un cínico si se toma en cuenta su excéntrico modo de vida; Apatheia (imperturbabilidad) la cual era una cualidad necesaria para ser considerado un sabio según los cínicos. Una persona imperturbable era capaz de pasar de una situación a otra sin problema o preocupación alguna. Para lograr esto hay que poseer maestría sobre las aptitudes mencionadas anteriormente, y finalmente ser considerado sabio.
La otra parte importante de la filosofía de los cínicos, es la filosofía práctica, por dos razones: Primero, al momento de su concepción, se pretendía que fuese literalmente un modo de vida. No que fuese una guía sobre como se debería vivir; sino que se siguiese al pie de la letra. Diogenes fue el mayor exponente de esto, sin embargo, esta práctica se abandonó relativamente rápido y los cínicos se limitaron a discutir y algunos pocos, a escribir.
La segunda razón por la que la filosofía práctica de los cínicos es tan importante, se debe a que a diferencia de muchas otras filosofías, la práctica moldeaba la teoría. Los cínicos intentaban, aparte de buscar la felicidad, de mantenerse independientes. Luchaban contra cualquier cosa que los pudiese esclavizar. Entiéndase por esclavizar “Tener a alguien muy sujeto e intensamente ocupado” (2). Este concepto no se limitaba a unos hombres sobre otros; se extendía a leyes, la sociedad y sus opiniones e incluso objetos. Un objeto no puede esclavizar a una persona por la fuerza como lo haría otra, pero si puede hacerlo dependiente limitando su libertad ó incluso quitándosela en ciertos casos. Ejemplos de esto pueden ser las casas. El tener una casa ata a la persona a un lugar. Un individuo puede dejarla un tiempo, pero se va a ver obligado a regresar porque esa pertenencia, la casa, representa años de esfuerzo y trabajo que se perderían. Para no perderlos, es necesario regresar y cuidarla, lo que impediría a la persona mudarse a otra ubicación cuando le provocase. Ese objeto llamado casa está sujetando a la persona y su cuidado la mantiene intensamente ocupada, por consecuencia lo estaría esclavizando.
A medida que iban surgiendo nuevos elementos que pudiesen esclavizar a la persona, los cínicos iban adaptando su filosofía para rechazar y luchar contra estos y por consecuente iban modificando su filosofía teórica a raíz de un cambio en su comportamiento.
Se puede concluir que, la filosofía cínica se basaba en 3 pilares: La búsqueda de la felicidad a través del despojo de cualquier cosa que pudiese causar preocupaciones o angustia; La independencia del individuo ante cualquier cosa que lo pudiese esclavizar y llevar una vida acorde a la naturaleza tomando como modelo a seguir a los animales. Aunque las actitudes extremistas que tomaron sus fundadores se fueron abandonadas rápidamente, la práctica de la misma fue determinante en el moldeamiento de esta escuela.

Anécdotas Resaltantes(Nota: Todos lo anécdotas presentados a continuación fueron sacados de la siguiente pagina web: http://www.cinicos.com/ci05.htm).

Anécdotas de Antístenes(En estos se pueden ver las ideas principales de la filosofía cínica)

Al preguntarle qué cosa era lo mejor para los hombres, dijo: morir felices.
Las opiniones que más le gustaba repetir eran: que la arete se puede aprender. Que la arete es suficiente en si misma para la felicidad. Que el sabio es autosuficiente,
(2) http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=esclavizar (pagina web Real Academia Española, definición de esclavizar)

pues también son suyos los bienes de los demás. Que el sabio no vive según las leyes establecidas, sino según su propia arete.

Diocles le atribuye también lo siguiente: para el sabio ninguna cosa le es extraña o imposible.
La virtud del hombre y de la mujer son la misma.

Anécdotas de Diógenes
(En estos se puede ver lo extremistas que podían llegar a ser los primeros cínicos y porque la sociedad los rechazaba ó marginalizada)
Cuando le invitaron a la lujosa mansión le advirtieron de no escupir en el suelo, acto seguido le escupió al dueño, diciendo que no había encontrado otro sitio más sucio.
Argumentaba así: todo es de los dioses, los sabios son amigos de los dioses, los bienes de los amigos son comunes, por tanto todo le pertenece al sabio.
Una vez, que estaba tomando el sol, se paró frente a él Alejandro y le dijo: pídeme lo que quieras. Diógenes contestó: no me quites el sol.
Iba por la calle en pleno día, con la lámpara encendida, diciendo busco un hombre.
En cierta ocasión que se masturbaba en medio del ágora, comentó: ojalá fuera tan fácil librarse del hambre, frotándose la tripa.
Dijo también considerarse ciudadano del mundo (cosmopolita).


Conclusiones

Sin duda los Cínicos fueron pensadores revolucionarios. Entregaron su vida entera por una filosofía que a la vista de muchos, pasó de transgresora e irreverente. Los Cínicos partieron de un paradigma diferente, y quizás debido a esto, nadie en su época y en toda la historia los logró entender. Fueron predicadores del desierto. Así como en nuestra época nos cuesta comprender la atracción entre dos personas del mismo sexo, la pedofilia e incluso religiones, en la edad antigua sucedió lo mismo con los Cínicos. Al final la gente se sintió más atacada que atraída hacia esta manera de pensar, tanto así, que sus ideas no fueron absorbidas. El legado que ellos querían dejar en la historia quedó desenfocado a los ojos de la mayoría; debido a su falta de obras escritas lo que la gente recuerda y comenta acerca de ellos, queda traducida por la imagen de un loco masturbándose en una plaza.
Sin embargo, como dijo Platón en el Mito de la Caverna, el filósofo al salir hacia la luz, vuelve a entrar en la caverna para predicar la verdad a los hombres, poniendo su vida y reputación en riesgo. Los Cínicos como filósofos, emprendieron esta función social de la que hablaba Platón, con el detalle de que ellos no fueron bien recibidos. No obstante los Cínicos cumplen con el concepto del filósofo ideal propuesto por Platón.
Los Cínicos buscaban ser autosuficientes; independientes de cualquier atadura. Hoy en día el hombre se hace cada vez más esclavo de la tecnología, de la religión y las corrientes políticas; a tal punto de que nos es imposible vivir sin ellas cuando al mismo tiempo éstas nos causan angustias y molestias. El hombre de nuestra época vive adicto a los factores externos y sujetos a reglas impuestas por otros. Por ello creemos, que si los Cínicos hubieran tenido el chance de conocer nuestra época, hubieran tomado acciones mas extremas que las que adoptaron en la Grecia Antigua.
Nosotros al terminar este trabajo no nos consideramos personas Cínicas. Ni siquiera nos acercamos un milímetro a ese viejo concepto, de hecho, estamos seguros que ninguna persona lo es en nuestros días. En nuestra opinión, utilizar objetos materiales, seguir las leyes y convivir con la sociedad, son factores que más que esclavizarnos, nos favorecen, aún siendo nosotros dependientes de ellos. El hombre ha llegado lejos a causa de la evolución de su propio pensamiento. Más que ser esclavos, hemos sido tan libres que hemos creado un mundo a partir de nuestras ideas. Y usted, ¿Aún se considera un Cínico?



Bibliografía

Fuentes Electrónicas
http://www.nd.edu/~ndwap/abstracts/fuentes.pdf 2/10/08
http://www.thefreedictionary.com/Cynicism 5/10/08
http://www.aprendergratis.com/los-cinicos.html 17/10/08
http://www.cinicos.com 30/09/08
http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/fran/schwob/crates.htm 28/10/08
http://www.luventicus.org/articulos/03U014/crates.html
http://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%ADnicos 2/10/08
http://www.espacioblog.com/myfiles/lalechuza/diogenes-1.jpg 28/10/08
"Cínicos." Microsoft® Encarta® 2006 [CD]. Microsoft Corporation, 2005.
"Antístenes." Microsoft® Encarta® 2006 [CD]. Microsoft Corporation, 2005.

Advertencia: Este artículo es de dominio público. Agradecemos que sea citado con nuestra dirección electrónica: www.filosofiaclinicaucv.blogspot.com