jueves, 1 de febrero de 2018

Observaciones a la interpretación de Heidegger
sobre la φύσις (physis)
en la Física de Aristóteles de los años 30` y 60`

Mauricio Navia Antezana.[1]

(Publicamos en homenaje post mortem  parte del último trabajo filosófico-hermenéutico realizado por el entrañable amigo Dr. Mauricio Navia, quien partió para siempre este 31 de enero)




Resultado de imagen para Mauricio Navia Antezana




La regresión de Heidegger desde el concepto de physis en Aristóteles a la experiencia del ser en los inicios presocráticos fue en realidad un extravío aventurero. Es cierto que Heidegger tuvo siempre presente el objetivo último, aunque muy vago todavía: repensar el inicio, lo inicial.”
Hans-Georg Gadamer, Verdad y método II, 1986 [2]

            “Aristóteles, aún otra vez, busca (versucht), aunque pasando a través de la metafísica platónica, pensar de nuevo el Ser en el modo inicialmente griego e, igualmente, volver atrás cada paso dado, que con Platón ha culminado con la ιδέα του ἀγαθόυ [idea tou agathou], por la cual a través de la Entidad adquiere la caracterización de lo condicionante y posibilitante, de la δύναμις [dynamis]. Frente a esto, Aristóteles piensa —si algo así llegase a estar permitido decirlo— el Ser de modo más griego que Platón como ἐντελεχεία [entelechía] (cfr. Vom Wesen und Begriff der φύσις [physis]. Aristóteles, Phisik Bl, Biblioteca «II Pensiero», 1960). ([3]*) (…) Sólo esto puede llegar a ser advertido, que Aristóteles no es ni un platónico fracasado ni tampoco el precursor de Tomás de Aquino. (…) La metafísica de Aristóteles es, a pesar de su distancia del inicio de la filosofía griega, en aspectos esenciales, también de nuevo una modo de impulso-de-regreso al inicio, adentro, del pensamiento griego. Martin Heidegger, Nietzsche II. 1961. [4] [i]
                                   
Hans-Georg Gadamer, El inicio de la filosofía occidental. PAIDÓS, Barcelona Buenos Aires México, Título original: Der Anfang der Philosophie Publicado en alemán en 1996 por Philipp Reclam, Stuttgart, Traducción de Joan Josep Mussarra, 1999. [p. 42]

“El título «Sobre la Naturaleza» aparece por primer lugar en Platón, en el Fedón. De ahí se puede deducir que el concepto de physis, al igual que el título, se volvió usual en la misma época. El término se venía utilizando desde antiguo, pero siempre para designar la naturaleza de algo, no el concepto mismo de naturaleza. Este último uso no empieza hasta la época de Platón. Naturalmente, la formación del concepto se estuvo preparando como tal en el lenguaje desde antes. Pero, con todo, aún no se había producido una verdadera formación del concepto. Estoy completamente de acuerdo con los investigadores ingleses Kirk y Raven en que el concepto de physis aún no tuvo ningún peso filosófico en Heráclito. Hay que suponer, más bien, que la verdadera formación del concepto no se produjo hasta que también se hubo formado su respectivo contraconcepto, y eso nos remite a la época de la sofística. Entonces se cuestionó, en el debate sobre el problema del lenguaje, si éste procede de la naturaleza o de la norma (nomos). El concepto «techné» tampoco aparece hasta época avanzada, y todo ello se adecúa perfectamente con la sofística y con el uso platónico de physis en conexión con la psyche.
Pero este concepto obtiene su peso específico con Aristóteles. Siempre se produce un distanciamiento consciente respecto de Platón en las numerosas ocasiones en que Aristóteles habla en detalle del concepto de physis. Porque, a ojos de Aristóteles, Platón era demasiado matemático.
De todos modos, ni en Heráclito ni en Empédocles se utiliza esa palabra con ningún sentido que anticipe el concepto aristotélico de physis. Para Aristóteles, la physis es la manifestación primera del ser y siempre ocupa un lugar importante en la metafísica. En verdad, la propia metafísica es una amplia denominación colectiva cuya relación con el interés fundamental de Aristóteles por la physis es obvia; en todo caso, no constituye un ámbito tan claramente delimitado como los libros aristotélicos de la Física.”




Crítica a la “crítica” de Aristóteles a los filósofos de la “naturaleza” (peri phýseos - περὶ φύσεως)

“It is, consequently, obvious that after our preceding analysis to proceed strightway to a new interpretation of Presocratic philosophy woul be an act
of insolence foredoomed to failure,…”.[5]
Harold Cherniss, Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy, 1935.

Aristóteles altera, modifica y utiliza (a veces de mala fe, como ha mostrado Harold Cherniss[6]) a los filósofos jónicos y les atribuye algunos sentidos y palabras (que ya son conceptos propios del estagirita) tales como el presupuesto (acaso una de los más grandes prejuicios de la filosofía occidental[7]) de que los primeros filósofos primitivos se ocuparon en “investigar sobre la physis” (peri physeos istorían, περὶ φύσεως ἱστορίαν). Harold Cherniss ha dedicado un excelente libro escandalosamente polémico a destituir la legitimidad de la interpretación aristotélica de los filósofos presocráticos en 1935. [ii]

Sin entrar en detalles sobre el significado de su “crítica a la crítica” a los presocráticos de Aristóteles (pregnada de historicismo hegeliano y terminología neokantiana moderna) podemos señalar que justamente este es el aspecto que más destaca esta obra, a saber, el “error común” que ha influido en casi todas “las interpretaciones” de la filosofía inicial de que todos los presocráticos se ocuparan de la investigación de la physis, y que “el primero de estos errores es la concepción aristotélica” de que “los presocráticos se ocuparon casi exclusivamente del elemento material del universo”, esto es, de la causa material (αἰτία ὕλη).[8] [iii]

En ninguno de estos filósofos se encuentra siquiera un fragmento que diga que el tema de su filosofar fue la investigación sobre la physis (περὶ φύσεως) y es falsa la conjetura de que fue Diógenes Laercio quien les atribuyó, siete siglos después, éste título a las supuestas obras de los presocráticos y al “asunto” mismo de su filosofía. Fue Platón quien les colocó esta etiqueta y la tradición la repite como si fuera algo obvio. Aristóteles, por ejemplo, vuelve a reiterar este pre-juicio en sus dos escritos fundamentales, en la Metafísica y la Física múltiples veces (Met. A. 3. y ss. y 986 a 12[9], 987 b 30[10], 988 a 22[11], 989 a 24[12], 989 b 29[13], 992 b 9[14], 1001 a 11[15], 1050 b 23[16], 1053 b 14[17], 1086 a 22[18], y Fís. Libro 1, a partir de 184 b 17[19] y ss.). En la afirmación inicial Platón pone en la boca irónica de Sócrates (en el Fedón, 96 a.) quien dice que “cuando Sócrates era joven”, se dedicó a “la indagación [o investigación] sobre la physis” (peri physeos istorían, περὶ φύσεως ἱστορίαν[20]). (Véase la traducción interlineal de este pasaje completo en la Nota Final[iv]). Platón la repite en los otros pocos lugares fundamentales donde recapitula a los filósofos iniciales, como en el Cratilo (402 a sigs.; 412 d y sigs. y 439 d y sigs.), en el Teeteto (180, 181.) y en el Sofista (242 C-243).

 Gadamer mismo ha advertido que el concepto de physis no está presente en Heráclito ni en los filósofos presocráticos sino que sólo aparece en la época de los sofistas, y es y de donde Platón lo extrae[21]. Platón lo piensa ya como logoi, como concepto, recién a partir de un diálogo maduro, el Fedón, y lo “determina” como un concepto que se refiere a los indagadores sobre la physis.[v] Pero también el mismo Gadamer ha advertido que pensar lo inicial del inicio no es posible sin las dos fuentes principales del inicio, a saber, Platón y Aristóteles. La contribución problemática de éstos, a juicio de Gadamer, fue intentar responder “a las cuestiones planteadas por dicho inicio”.[22] Esto mismo lo ha destacado Kirk y Raven en un sentido historicista crítico correcto de Platón y Aristóteles como fuentes de los “peri physeos”.[23] (Véase la cita completa bilingüe, en la Nota Final  [vi]).1

 “El título «Sobre la Naturaleza» aparece por primera vez en Platón, en el Fedón. De ahí se puede deducir que el concepto de physis, al igual que el título, se volvió usual en la misma época. El término se venía utilizando desde antiguo, pero siempre para designar la naturaleza de algo, no el concepto mismo de naturaleza. Este último uso no empieza hasta la época de Platón. Naturalmente, la formación del concepto se estuvo preparando como tal en el lenguaje desde antes. Pero, con todo, aún no se había producido una verdadera formación del concepto.
Estoy completamente de acuerdo con los investigadores ingleses Kirk y Raven en que el concepto de physis aún no tuvo ningún peso filosófico en Heráclito. Hay que suponer, más bien, que la verdadera formación del concepto no se produjo hasta que también se hubo formado su respectivo contraconcepto, y eso nos remite a la época de la sofística. Entonces se cuestionó, en el debate sobre el problema del lenguaje, si éste procede de la naturaleza o de la norma (nomos). El concepto «techné» tampoco aparece hasta época avanzada, y todo ello se adecúa perfectamente con la sofística y con el uso platónico de physis en conexión con la psyché.[24]
Pero este concepto obtiene su peso específico con Aristóteles. Siempre se produce un distanciamiento consciente respecto de Platón en las numerosas ocasiones en que Aristóteles habla en detalle del concepto de physis. Porque, a ojos de Aristóteles, Platón era demasiado matemático.
De todos modos, ni en Heráclito ni en Empédocles se utiliza esa palabra con ningún sentido que anticipe el concepto aristotélico de physis. Para Aristóteles, la physis es la manifestación primera del ser y siempre ocupa un lugar importante en la metafísica. En verdad, la propia metafísica es una amplia denominación colectiva cuya relación con el interés fundamental de Aristóteles por la physis es obvia; en todo caso, no constituye un ámbito tan claramente delimitado como los libros aristotélicos de la Física.” [25] Gadamer  “El inicio de la filosofía occidental”,1996.






[1] Mauricio Navia Antezana, Doctor en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, España. Coordinador del Doctorado en Filosofía y Director General de Cultura y Extensión de la Universidad de los Andes, Mérida, Venezuela, Ex-Presidente de la Sociedad Venezolana de Filosofía, Telf. 0058-0424-7675507, naviamau2017@gmail.com.

[2] Hans-Georg Gadamer, Verdad y método II, Ediciones Sígueme - Salamanca 1992, Tradujo Manuel Olaragasti sobre el onginal alemán Wahrheit ffnd Methode. J. C. B. Mohr (Paul Siebek), Tübingen 1986, Ediciones Sígueme, 27. Autorepresentación de Hans G. Gadamer. p. 351.

[3] (*) [De la esencia y el concepto de la φύσις. Recogido en Wegtnarken.Ahora en GA, 9, pág. 239ss.).
[4] Martin Heidegger, Nietzsche, Erster Band, Neske, Auflage,  Verlag Günther Neske Pfullingen 1961, p. 228.

[5] Harold Cherniss, Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy (Johns Hopkins Press, Baltimore Maryland, 1935; reprint: New York: Octagon Books, 1964). p. 347
Trad. al Castellano: Harold Cherniss, La Crítica Aristotélica a la Filosofía Presocrática, UNAM, Instituto de Investigaciones Filosóficas, Trad. bajo la Dirección de Conrado Eggers Lan, 1998.p. 387.
 “Es obvio, consecuentemente, que después de nuestro análisis precedente, proceder inmediatamente a una nueva interpretación de la filosofía presocrática, sería un acto de insolencia predestinado a fracasar…”

[6] “La convicción de Aristóteles no de que sus propias teorías acerca de la naturaleza de la génesis y la alteración deben haber existido antes, sino de que todos los presocráticos deben haber empezado con la génesis y la destrucción como nociones distintas que luego de alguna forma trataron de reconciliar.“ Rev Trad. MNA. Edición Español, p.395.
„Aristotle`s conviction not that his own theories about the nature of genesis and alteration must have previosly existed but that all the Presocratics must have  started with genesis and alteration as distinct notions which they then sought in some fashion to reconcile (pages 107, 109 supra).“ Ed. Inglesa, p. 355,

„En consecuencia su interpretacción e incluso su informe acerca de sus teorías está viciado por su incapacidad de notar que todos ellos, monistas y pluralistas de la misma manera, trataban de demostrar que el cambio no involucra génesis y destrucción, nociones que consideraban totalmente ininteligibles.“ Rev Trad. MNA. Edición Español, p.130.
„Consequently his interpretation and even his report of their theories are vitiated by his inhability to notice that all of them, monist and pluralist alike, were trying to schow the change does not involve genesis and destruction, which they considered unintelligible notions.“ Ed. Inglesa, p. 107,

Harold Cherniss, Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy (Johns Hopkins Press, Baltimore Maryland, 1935; reprint: New York: Octagon Books, 1964).
Trad. al Castellano: Harold Cherniss, La Crítica Aristotélica a la Filosofía Presocrática, UNAM, Instituto de Investigaciones Filosóficas, Trad bajo la Dirección de Conrado Eggers Lang, 1998.

[7] No hablo sólo de las historias y manuales de filosofía, pues éte prejuicio está presente en todos los filósofos fundamentales : Aristóteles, Agustín, Tomás, Descartes, Kant, Hegel, Nietzsche e incluso Heidegger. También en casi todos los filólogos e historiadores de la antigüedad: Schleirmacher, Brandes, Zeller, Burckhardt, Mullach, Bywatter, Wilamowitz, Dilthey, Burnet, Snell, Diels y Kranz, Reinhardt, Jaeguer, Ross, Guthrie, Mondolfo, Kirk y Raven, Kahn, Marcovich, Cappelletti,

[8] “Sin embargo, hay unos pocos errores comunes recurrentes en todas o muchas de las discusiones de Aristóteles sobre los Presocráticos y que, por la influencia que han tenido sobre interpretaciones subsiguientes del pensamiento presocrático, deben ser mencionadas y analizadas aquí al final.
El primero de estos, es la concepción aristotélica del problema fundamental en que todos los presocráticos se ocuparon. En general esto es representado como la investigación del constitutivo material de todas las cosas existentes. Los presocráticos se ocuparon casi exclusivamente del elemento material del universo;  para ellos physis significaba esto y nada más, y las diferencias de sus teorías dependieron de la naturaleza de este material, sea que este fuera considerado como único o como múltiple, sea que este fuera fuego aire o agua, o muchas cosas análogas de éstas (cf. p. 272 supra.).
(…) En consecuencia en su historia de la filosofía previa, todos los presocráticos ofrecen sólo teorías diversas de la naturaleza del substrato, y Aristóteles nunca se cansa de insistir en que para ellos todo el interés reside en este material primordial. Esto explica sus intentos constantemente repetidos por reducir a Empédocles, a Anaxágoras y a los atomistas a monistas materiales no diferentes esencialmente de los jonios, y de identificar el material de todos ellos con su propia materia, que es potencialidad pura.”. (Las negrillas son nuestras). Rev., Trad. MNA.
Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy (Johns Hopkins Press, Baltimore Maryland, 1935; reprint: New York: Octagon Books, 1964). p. 359, 360.

[9] (ουτοι μέν οδν, ώσπερ λέγομεν, καί μέχρι τούτου δυοΐν αΐτίαιν ών ήμείς διωρίσαμεν έν τοΐς περί φύσεως ήμμένοι φαίνονται, τής τε Βλης καί του δθεν ή κίνησις,). (Estos, como decimos, evidentemente tocaron antes de ahora dos causas de las definidas por nosotros en la Fisica: la materia y el principio del movimiento;)

[10] (περί οδ σαφέστερον έν τοίς περί φύσεως είρήκαμεν), (acerca de lo cual hemos hablado con mas detalle en la Fisica).

[11] (δτι τών λεγόντων περί άρχής καί αίτιας ούδείς εξω τών έν τοίς περί φύσεως ήμΐν διορισμένων είρηκεν,) (ninguno ha dicho nada que se salga de los principios y de las causas determinadas por nosotros en la Fisica,).

[12](εϊρηται δέ εν τοΐς περί φύσεως περί αύτών) (como hemos hablado sobre ellos en “sobre la Física”).

[13] (περί φύσεως λόγοις) (los conceptos sobre la naturaleza).

[14] (δλη γάρ ή περί φύσεως άνήρηται σκέψις.) (Queda suprimida, en efecto, toda investigación  acerca de la Naturaleza.)

[15]( ώς οΰσης τή ς ούσίας αύτου του ένΐ είναι καί όντι' οί δέ περί φύσεως), sino que la naturaleza es esta, puesto que su ousía [substancia, Entidad] es precisamente la ousía [substancia, Entidad]  del Uno y la del Ente.

[16] (διό άεί ένεργει ήλιος καί άστρα καί όλος ό ούρανός, καί ού φοβερόν μή ποτε στη, δ φοβοΟνται οί περί φύσεως.) (por eso estan siempre en acto el Sol y los astros y todo el Cielo, y no es de temer que una vez se detengan, como temen los que tratan de la Naturaleza.)

[17] (πότερον ώς ούσίας τινός οΰσης αύτοΰ του ένός, καθάπερ οϊ τε Πυθαγόρειοί φασι πρότερον καί λάτων ΰστερον, ή μάλλον ύπόκειταί τις φύσις καί [πως] δει γνωριμωτέρως λεχθήναι καί μάλλον ώσπερ οί περί φύσεως)(si debemos considerar que el Uno mismo es una substancia, como afirmaron primero los pitagoricos y mas tarde Platon, o mas bien subyace cierta naturaleza; y como debe ser expresado de un modo mas comprensible y mas de acuerdo con los que tratande la Naturaleza.)

[18] (περί δέ τών πρώτων άρχών καί τών πρώτων αίτιων καί στοιχείων δσα μέν λέγουσιν οί περί μόνης τής αισθητής ούσίας διορίζοντες, τά μέν έν τοις περί φύσεως εΐρηται, τά δ ’ ούκ ’έοτι τής μεθόδου τής νυν' δσα δέ οί φάσκοντες είναι παρά τάς αίσθητάς έτέρας ούσίας,) (causas y elementos los que solo tratan de definir la substancia sensible, en parte lo hemos consignado en los escritos sobre la Naturaleza, y en parte no interesa a nuestras actuales consideraciones. Estudiaremos, pues, a continuacion las doctrinas de los que afirman que hay otras substancias ademas de las sensibles.)

[19] Aristóteles empieza hablando de los physikoi (φυσικοί) en 184 b 17 y luego lo reitera en 186 a 20, 187 a l2, 203 a l3; y en Met. 1078 b l9.
Met. 993 a 10 ("Οτι μέν οδν τάς είρημένας έν τοΐς φυσικοΐς αίτίας 10 ζητεΐν έοίκασι πάντες, καί τούτων έκτός ούδεμίαν Μχοιμεν δν είπεΐν, δήλον καί έκ τών πρότερον είρημένων).  (Asi, pues, que todos parecen buscar las causas mencionadas en la Fisica, y que fuera de estas no podriamos decir ninguna, esta claro tambien por lo anteriormente dicho.”
Met. 1026 4 y ss. (δήλον πώς δει έν τοίς φυσικοΐς τό τί έστι ζητεΐν καί όρίζε 5 σθαι, καί διότι καί περί ψυχής ένίας θεωρήσαι του φυσικου, δση μή άνευ τής 5λης έστίν.)
(esta claro como se debe buscar y definir la tó ti ésti (τό τί έστι, esencia, quididad) en las cosas naturales, y por que es  ropio del fisico especular tambien sobre aquella clase de alma que 5 no se da sin la materia. Asi, pues, que la Fisica es especulativa se ve claro por lo dicho.)

Met. 1033 b 30. (έπί μέν δή 30 -ανων καί φανερόν δτι τό γεννών τοιουτον μέν οΐον τό γεννώμενον, ού μέντοι τό αύτό γ ε , ούδέ ev τω άριθμφ ά λ λ ’ ev τφ εϊδει, οίον έν τοις φυσικοΐς —άνθρωπος γάρ άνθρωπον γεννάδν μή τι παρά φύσιν γένηται, οίον ϊππος, ήμίονον)
(Es tambien claro que, en algunos casos, lo generante es tal 30 cual lo generado, pero no identico ni numericamente uno, sino uno en especie, por ejemplo en las cosas naturales —pues un hombre engendra a un hombre— si no se genera algo al margen de la naturaleza, como cuando un caballo engendra un mulo).
Met. 1042 b 5. (ou γάρ άνάγκη, εϊ τι ΰλην Μχει τοπικήν, τοΰτο καί γεννητήν καί φθαρτήν Μχειν. τΙς μέν οδν διαφορά τοϋ άπλώς γίγνεσθαι καί μή άπλώς, έν τοις φυσικοΐς είρηται.)
(pues no es necesario que, si algo tiene materia localmente mudable, la tenga tambien generable y corruptible. Cual es la diferencia entre la generacion absoluta y la no absoluta, quedo explicado en la Fisica.).
Met. 1059 a 35. (άλλ  ούδέ περί τάς έν τοΐς φυσικοΐς είρημένας αιτίας 35 τήν έπιζητουμένην επιστήμην θετέον- ουτε γάρ περί τό οδ ενεκεν)
(Pero no ha de pensarse que la ciencia que buscamos trata 35 de las causas mencionadas en la Fisica; pues ni puede tratar de la causa final).
Met. 1062 b 32. (εϊρηται γάρ έν τοίς φυσικοίς πώς έκ του μή δντος γίγνεται τά γιγνόμεν α καί πώς έξ δντος.)
(Pero no es dificil resolver 30 esta dificultad; pues ya hemos dicho en la Fisica en que sentido proceden del No-ente las cosas que llegan a ser, y en que sentido del Ente.)
Met.  1067 a 4. (ώσπερ ‘Ηράκλειτός φησιν άπαντα γίγνεσθαι ποτε 5 πυρ. όδ’ αυτός λόγος καί έπί του ένός ο ποιοσι παρά τά στοιχεία οί φυσικοί-)
(como dice Heraclito que llegaran a ser 5 Fuego todas las cosas. Y lo mismo puede decirse de aquel Uno que los fisicos ponen fuera de los elementos;)
Met. 1070 b 30. (έπεί δέ τό κινούν έν μέν τοις φυσικοις άνθρώπφ άνθρωπος, έν δέ τοις άπό διάνοιας τό είδος ή τό έναν τίον, τρόπον τινά τρία αίτια ccvείη, ώδί δέ τέτταρα.)
(Mas, puesto que la causa motriz, en las cosas naturales, para un hombre es otro hombre, pero, en las que proceden del pensamiento, es la especie o lo contrario, en cierto sentido habra tres causas, y, en un sentido determinado, cuatro.)
Met. 1071 b 27. (καίτοι εί ώς λέγουσιν οί θεολόγοι οί έκ νυκτός γεννώντες, ήώς οί φυσικοί όμου πάντα χρήματά φασι, τό αύτό άδύνατον.)
(Y, si e s como dicen los teologos, que todo lo generan de la Noche, o, como dicen los fisicos que todas las cosas estaban juntas, se produce el mismo absurdo.)
Met. 1073 a 30. (άΐδιον γάρ καί άστατον τό κύκλςο σώμα- δέ δε ικται δ’ έν τοις φυσικοΐς περί τούτων )
(pues el cuerpo que se mueve circularmente es eterno e incesante en su movimiento; esto ya quedo explicado en la Fisica),
Met. 1075 b 25. (έτι εί μή έσται παρά τά 25 αισθητά άλλα, ούκ έσται άρχή καί τάξις καί γένεσις καί τά ούράνια, άλλ* άεί τής άρχής άρχή, ώσπερ το ΐς θεολόγοις καί το ΐς φυσικοΐς πδσιν).
(Ademas, si no hay otra s cosas fuera de las sensibles, no habra 25 principio, ni orden, ni generacion, ni las cosas celestes, sino que habra siempre un principio del principio, como tienen que admitir los teologos y todos los fisicos.)
Met. 1087 a 30. (Περί μέν οδν της ούσίας ταύτης είρήσθω τοσαυτα, πάντες δέ ποιουσι τάς άρχάς εναντίας, ώσπερ έν τοις φυσικοΐς, καί περί τάς άκινήτους ούσίας ομοίως.)
(En Ιο que se refiere a esta substancia, baste con lo dicho. 30 Todos consideran los principios como contrarios, lo mismo para las substancias inmoviles que para las cosas naturales.).

[20] Fedón 96 a, El caso es que yo, oh Cebes, de joven me asombraba ansiosamente aquel saber que es llamada «investigación, sobre la naturaleza».” “ἐγὼ γάρ, ἔφη, ὦ Κέβης, νέος ὢν θαυμαστῶς ὡς ἐπεθύμησα ταύτης τῆς σοφίας ἣν δὴ καλοῦσι περὶ φύσεως ἱστορίαν·”

[21] “…recuerdo que el concepto de physis sólo se forma, dentro de la tradición occidental, en época bastante tardía, a partir del uso común del lenguaje, en contraposición a conceptos como nomos y techne. Con todo, estos conceptos opuestos a physis son típicamente sofísticos.”
Hans Georg Gadamer, Der Anfang der philosophie, (El Inicio de la Filosofía), Curso impartido en Nápoles en 1988 y revisado y corregido por Gadamer para la Edición Alemana de 1996.  Philipp Reclam, Stuttgart, Paidos Iberia, 1999. p. 87.

[22] “Hemos partido de la convicción de que el inicio de la ciencia y la filosofía griegas debe entenderse a partir de la respuesta que los grandes pensadores -como Platón y Aristóteles-han dado a las cuestiones planteadas por dicho inicio.”
Hans-Georg Gadamer, El inicio de la filosofía occidental. PAIDÓS, Barcelona Buenos Aires México, Título original: Der Anfang der Philosophie Publicado en alemán en 1996 por Philipp Reclam, Stuttgart, Traducción de Joan Josep Mussarra,  1999. p. 83.

[23] “Aristóteles, como Platón, dió comparativamente pocas citas directas y su valor principal es el de recapitulador y crítico de los pensadores precedentes. (…).
1) PLATÓN es el primer comentarista de los presocráticos (si bien allí existieron referencias ocasionales en Eurípides y Aristófanes). Sus comentarios, sin embargo, están, en su mayor parte, sólo casualmente, inspirados al igual que muchas de sus citas, por la ironía o el divertimiento. Así, sus referencias a Heráclito, Parménides y Empédocles son, con más frecuencia que lo contrario, festivos obiter dicta, parciales o exagerados, más que juicios históricos moderados y objetivos. Provisto esta advertencia, ^latón tiene mucho de valor que decirnos a nosotros. Un pasaje, Fedón 96 ss., ofrece una perspectiva útil, aunque breve, de las preocupaciones físicas del siglo V.
2) ARISTÓTELES prestó más atención que Platón a sus predecesores filosóficos de lo que Platón se ocupó, y comenzó algunos de sus tratados, sobre todo en la Metafísica A, con un examen formal de sus opiniones. Sus juicios, sin embargo, están frecuentemente distorsionados debido a su consideración de la filosofía precedente como un titubeante progreso hacia la verdad que Aristóteles mismo reveló en sus doctrinas físicas, en especial las concernientes a la causación. También aporta, naturalmente, muchas críticas agudas y valiosas y un cúmulo de información fáctica.”
GS. Kirk & J. E. Raven, Persocratic Philosophers, A critical History whit a Selecction of Texts, G.S. Kirk, Fellow of Trinity Hall and Lecturer in Classics in the University of Cambridge & J. E. Raven, Fellow of King's College and Lecturer in Classics in the University of Cambridge,1957. p. 1 y 2.

[24] Efectivamente pudimos cosntatar el el Wortindez de Diels y Kranz que sólo aparece la palabra thekné a partir de Democrito, Protágoras, Epicarmo e Hippokrates.

[25] Hans-Georg Gadamer, El inicio de la filosofía occidental. PAIDÓS, Barcelona Buenos Aires México, Título original: Der Anfang der Philosophie Publicado en alemán en 1996 por Philipp Reclam, Stuttgart, Traducción de Joan Josep Mussarra, 1999. p. 75.






[i]Hier wäre eine Gelegenheit, die metaphysische Grundstellung  des Aristoteles zu bestimmen, wozu allerdings die  bliche Gegenüberstellung zu Platon gerade nicht genügt; denn Aristoteles versucht noch einmal, obzwar im Durchgang durch die Platonische Metaphysik, das Sein in der anfänglich griechischen Weise zu denken und gleichsam jenen Schritt zurückzutun, den Platon mit der ιδέα του ἀγαθόυ vollzogen hat, wodurch die Seiendheit die Kennzeichnung des Bedingungshaften und Ermöglichenden, δύναμις erhält. Dem entgegen denkt Aristoteles - wenn solches gesagt werden darf - griechischer als Platon das Sein als ἐντελεχεία (vgl. »Vom Wesen und Begriff der φύσις. Aristoteles, Physik B l« [Biblioteca >Il Pensierot, 1960]). Was dies bedeutet, läßt sich in wenigen Worten nicht sagen. Nur dies kann vermerkt werden, daß Aristoteles weder ein verunglückter Platoniker ist, noch der Vorläufer des Thomas v. Aquin. Seine philosophische Leistung erschöpft sich auch nicht in dem ihm oft zugeschriebenen Unsinn, die Ideen Platons aus ihrem Ansichsein herabgeholt und in die Dinge selbst gesteckt zu haben. Die Metaphysik des Aristoteles ist trotz des Abstandes vom Anfang der griechischen Philosophie in wesentlichen Hinsichten noch einmal eine Art Rückschwung in den Anfang innerhalb des griechischen Denkens.”
Martin Heidegger, Nietzsche, Erster Band, Neske, Auflage,  Verlag Günther Neske Pfullingen 1961, p. 228.
Revisión de la traducción basada en la de Juan Luis Vermal: Martin Heidegger, Nietzsche II, Ed. Destino, Barcelona, 2002, Trad. Juan Luis Vermal, p. 185.

[ii]  El texto de Cherniss continúa así:
“Ahora bien, aparte del hecho de que nuestros fragmentos de los escritos de los presocráticos muestran un interés en los procesos físicos de toda clase cuando menos tan intenso como el interés en los constitutivos primarios de los objetos naturales y sugieren que los “elementos” que cada filósofo postuló estaban determinados por la naturaleza de estos procesos, tal como él los entendió más bien que a la inversa, la historicidad de esta interpretación es cuestionada por dos hechos más.
En segundo lugar, es patente la razón por la que debió haber querido restringir la preocupación de los presocráticos por la naturaleza del constitutivo material del universo. La división esencial de la naturaleza en su sistema es la de materia y forma; a pesar de algunas insinuaciones previas, por primera vez la importancia del último elemento fue reconocida y desarrollado por Platón, cuyo error principal fue su concepción equivocada del substrato-material como no-ser y su consiguiente mala comprensión de la relación entre la forma y la materia (cf. Physica 191 B 35-192 A 34).  Como Platón, entonces, representa para él el partidismo exagerado de la causa formal, los presocráticos son convertidos en representativos de la antítesis de tal modo que, al poner en juego uno contra otro, puede producir una síntesis de de la forma y la materia que es su propio sistema.
Trad. al Castellano: Harold Cherniss, La Crítica Aristotélica a la Filosofía Presocrática, UNAM, Instituto de Investigaciones Filosóficas, Trad bajo la Dirección de Conrado Eggers Lang, 1998.
 p. 400, 401.

Now, apart from the fact that our fragments of Presocratic writings show an interest in physical processes of all kinds at least as intense as the interest in the primary constituents of natural objects and suggest that the “elements” each philosopher posited were determined by the nature of these processes as he understood it rather than contrariwise the historicity of this interpretation is called in question by two further facts.
 Aristotles himself indicates that most Presocratic theorizing was concerned with the nature of specific processes and the explanation of particular phenomena, astronomical, biological, geological, and physchological, and expressly says, even while asserting the above view, that the Presocratic were excercised by reflection on the process of the  generation of the universe (cf. page 250, note 135).
In the second place, the reason why he should have wanted to restrict the concern of the Presocratics to the nature of the material constituent of the universe patent. The essential división of nature in his system is the matter and form; in spite of previus inklings, the importance of the latter element was first recognized and developed by Plato whose chief error was his mistaken conception of the material substrate an nom. Being and his cosnequent misunderstanding of the relationship of form to matter (cf. Physsics 191 B 35-192 A 34). As Plato, then represents for him exaggerated partisanship of formal cause, the Presocratics are made the representatives of the antithesis, so that by playing one against the other he may produce a synthesis of form and matter which is his own system. Consequently in his “history” of previus philosophy the Presocratics all offer only varying theories of the nature of the substrate, and Aristotle never wearies of insisting that for them the whole interest lay in this primal matter. This axplains his constantly reapeated attemps to reduce Empedocles, Anaxagoras, and the Atomist to material monist not essentially different from the Ionians and to identify the material of all of them whith his own matter which is pure potentiality.”
Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy (Johns Hopkins Press, Baltimore Maryland, 1935; reprint: New York: Octagon Books, 1964). p. 359, 360.

[iii]  “There are, however, a few common errors which recur in all or many of Aristotle`s discussions of the Presocratics and which, because of the influence they have had upon subsequent interpretations of Presocratic thought, must be mentioned and analyzed here at the end.
The first of these is Arsitotle`s conception of the fundamental problem whith which all the Presocratics were concerned. In general this is represented as the investigation of the material constituent of all existing things. The Presocratics were concerned almost exclusively with the material element of the universe; for them physis meant this and nothing more, and the primary differences of their theories turned upon the nature of this material, whether it was to be considered as unique or multiple, whether.”
(…) Consequently in his “history” of previus philosophy the Presocratics all offer only varying theories of the nature of the substrate, and Aristotle never wearies of insisting that for them the whole interest lay in this primal matter. This axplains his constantly reapeated attemps to reduce Empedocles, Anaxagoras, and the Atomist to material monist not essentially different from the Ionians and to identify the material of all of them whith his own matter which is pure potentiality.”
Aristotle's Criticism of Presocratic Philosophy (Johns Hopkins Press, Baltimore Maryland, 1935; reprint: New York: Octagon Books, 1964). p. 359, 360.
Trad. al Castellano: Harold Cherniss, La Crítica Aristotélica a la Filosofía Presocrática, UNAM, Instituto de Investigaciones Filosóficas, Trad bajo la Dirección de Conrado Eggers Lang, 1998.
 p. 400, 401.

[iv] Platón Fedón: Stephanus page 95 e, 96 a, b, c.:
“[95 e]-No es nada trivial el asunto, oh Cebes, que investigas. Porque hay que examinar a fondo y por entero de la causa de la generación y de la destrucción. Yo voy a contarte sobre esto mismo, si quieres, mis propios padecimientos. [96 a] Luego, si te parecen útiles lo que te diga, puedes usarlas para apoyar lo que tú dices.
-Pues sí, contestó Cebes, que quiero.
-Escucha, pues, que voy a relatártelo. Pues yo, oh Cebes, cuando era joven estuve asombrosamente ansioso de este saber que ahora llaman «investigación de la naturaleza». Porque me parecía ser algo sublime conocer las causas de cada cual, por que nace cada cosa y por qué perece y por qué es. Y muchas veces me devanaba la mente examinando por arriba y abajo, en primer lugar, cuestiones como éstas: [96 b] « ¿Es acaso cuando lo caliente y lo frío admiten cierto grado de putrefacción, según dicen algunos, cuando se desarrollan los seres vivos? ¿Y es la sangre con la que pensamos, o el aire, o el fuego? ¿O ninguno de estos, sino que el cerebro es quien presenta las sensaciones del oír, y del ver, y del oler, y a partir de ellas puede originarse la memoria y la opinión, y de la memoria y la opinión, al afirmarse, de acuerdo con ellas, se genera deéstos la ciencia [el conocimiento]? Y, además, examinaba las destrucciones de estas, y los padecimientos del cielo y la tierra, y así concluí por considerarme a mi mismo como siendo incapaz del todo para tal estudio. [96 c]  Te daré un testimonio suficiente de eso. Que yo incluso respecto de lo que antes sabía claramente, al menos según me parecía a mí y a los demás, entonces con esta investigación me quedé tan enceguecido que desaprendí lo que, antes de eso, creía saber, por ejemplo, entre otras, por qué crece un ser humano.” Rev de Trad. MNA.

“[95 e]-No es nada trivial el asunto, Οφαλον πργμα, φη, oh CebesΚβης, que investigas. ζητες· Porque hay que examinar a fondo* y por entero de la causa de la generación y de la destrucción.λως γρ δεπεργενσεως καφθορς τν αταν διαπραγματεσασθαι.  Yo voy a contarte sobre esto mismo,γον σοι δειμι περατν, si quieres, mis propias padecimientos. [96 a] ἐὰνβολ, τγε μπθη· Luego, si te parecen útiles lo que te diga,πειτα ν τσοι χρσιμον φανηται ν ν λγω, puedes usarlas para apoyar lo que tú dices. πρς τν πειθπερὶ ὧν δλγεις χρσ.
-Pues sí, contestó Cebes, que quiero.λλμν, φη Κβης, βολομαγε.
-Escucha, pues, que voy a relatártelo.κουε τονυν ς ροντος.  Pues yo,γγρ, oh Cebes, φη, Κβης, cuando era joven νος ν estuve asombrosamente ansioso de este saber θαυμαστς ς πεθμησα τατης τς σοφας que ahora llaman ν δκαλοσι «investigación de la naturaleza». περφσεως στοραν· Porque me parecía ser algo sublime περφανος γρ μοι δκει εναι, conocer las causas de cada cual, εδναι τς ατας κστου, por que nace cada cosa διτγγνεται καστον y por qué perece καδιτί ἀπλλυται y por qué es. καδιτί ἔστι. Y muchas veces me devanaba la mente examinando por arriba y abajo, en primer lugar, cuestiones como éstas: καπολλκις μαυτν νω κτω μετβαλλον σκοπν πρτον ττοιδε· [96 b]  « ¿Es acaso cuando lo caliente y lo frío ρ' πειδν τθερμν κατψυχρν admiten cierta putrefacción, σηπεδνα τινλβῃ, según dicen algunos, ς τινες λεγον, cuando se desarrollan los seres vivos? ττε δτζα συντρφεται; ¿Y es la sangre con la que pensamos, καπτερον ταμά ἐστιν φρονομεν o el aire, o el fuego?, ἢ ὁ ἀὴρ τπρ;  ¿O ninguno de estos, τοτων μν οδν, sino que el cerebro δ' γκφαλς es quien presenta las sensaciones del oír, στιν τς ασθσεις παρχων τοῦ ἀκοειν y del ver, y del oler, καὶ ὁρν καὶ ὀσφρανεσθαι,  y a partir de ellas puede originarse la memoriaκ τοτων δγγνοιτο μνμη y la opinión, καδξα,  y de la memoria y la opinión, κ δμνμης καδξης al afirmarse, de acuerdo con ellas, λαβοσης τὸ ἠρεμεν, se genera de estos la ciencia [el conocimiento]? καττατα γγνεσθαι πιστμην;  Y, además, examinaba las destrucciones de éstas, καατοτων τς φθορς σκοπν,  y los padecimientos del cielo y la tierra κατπερτν ορανν τε κατν γν πθη,, y así concluí por considerarme a mi mismo τελευτν οτως μαυτῷ ἔδοξα como siendo incapaz del todo para tal estudio. πρς τατην τν σκψιν φυς εναι ς οδν χρμα. [96 c]  Te daré un testimonio suficiente de eso. τεκμριον δσοι ρῶ ἱκανν· Que yo incluso respecto de lo que antes sabía claramente,γγρ καπρτερον σαφς πιστμην,  al menos según me parecía a mí y a los demás,ς γε μαυτκατος λλοις δκουν, entonces con esta investigación me quedé tan enceguecido ττε πτατης τς σκψεως οτω σφδρα τυφλθην, que desaprendí lo que, antes de eso, creía saber,στε πμαθον κατατα πρτοῦ ᾤμην εδναι, por ejemplo, entre otras, περὶ ἄλλων τε πολλν por qué crece un ser humano.” καδιτί ἄνθρωπος αξνεται.” Trad. MNA.

* (διαπραγματεσασθαι) = [examinar a fondo, ganar comerciando].

Stephanus page 95 e.
 Οφαλον πργμα, φη, Κβης, ζητες· λως γρ δεπεργενσεως καφθορς τν αταν διαπραγματεσασθαι. γον σοι δειμι περατν, ἐὰν Stephanus page 96, section a, line 2. βολ, τγε μπθη· πειτα ν τσοι χρσιμον φανηται ν ν λγω, πρς τν πειθπερὶ ὧν δλγεις χρσ. λλμν, φη Κβης, βολομαγε. κουε τονυν ς ροντος. γγρ, φη, Κβης, νος ν θαυμαστς ς πεθμησα τατης τς σοφας ν δκαλοσι περφσεως στοραν· περφανος γρ μοι δκει εναι, εδναι τς ατας κστου, διτγγνεται καστον καδιτί ἀπλλυται καδιτί ἔστι. καπολλκις μαυτν νω κτω μετβαλλον σκοπν πρτον ττοιδε·Stephanus page 96, section b, line 2ρ' πειδν τθερμν κατψυχρν σηπεδνα τινλβ, ς τινες λεγον, ττε δτζα συντρφεται; καπτερον ταμά ἐστιν φρονομεν, ἢ ὁ ἀὴρ τπρ; τοτων μν οδν, δ' γκφαλς στιν τς ασθσεις παρχων τοῦ ἀκοειν καὶ ὁρν καὶ ὀσφρανεσθαι, κ τοτων δγγνοιτο μνμη καδξα, κ δμνμης καδξης λαβοσης τὸ ἠρεμεν, καττατα γγνεσθαι πιστμην; καατοτων τς φθορς σκοπν, κατπερτν ορανν τε κατν γν πθη, τελευτν οτως μαυτῷ ἔδοξα πρς τατην τν σκψιν φυς εναι ς οδν χρμα. τεκμ-Stephanus page 96, section c, line 3 ριον δσοι ρῶ ἱκανν· γγρ καπρτερον σαφς πιστμην, ς γε μαυτκατος λλοις δκουν, ττε πτατης τς σκψεως οτω σφδρα τυφλθην, στε πμαθον κατατα πρτοῦ ᾤμην εδναι, περὶ ἄλλων τε πολλν καδιτί ἄνθρωπος αξνεται.

[v] Hans-Georg Gadamer, El inicio de la filosofía occidental. PAIDÓS, Barcelona Buenos Aires México, Título original: Der Anfang der Philosophie Publicado en alemán en 1996 por Philipp Reclam, Stuttgart, Traducción de Joan Josep Mussarra, 1999. [p. 42]

“El título «Sobre la Naturaleza» aparece por primer lugar en Platón, en el Fedón. De ahí se puede deducir que el concepto de physis, al igual que el título, se volvió usual en la misma época. El término se venía utilizando desde antiguo, pero siempre para designar la naturaleza de algo, no el concepto mismo de naturaleza. Este último uso no empieza hasta la época de Platón. Naturalmente, la formación del concepto se estuvo preparando como tal en el lenguaje desde antes. Pero, con todo, aún no se había producido una verdadera formación del concepto. Estoy completamente de acuerdo con los investigadores ingleses Kirk y Raven en que el concepto de physis aún no tuvo ningún peso filosófico en Heráclito. Hay que suponer, más bien, que la verdadera formación del concepto no se produjo hasta que también se hubo formado su respectivo contraconcepto, y eso nos remite a la época de la sofística. Entonces se cuestionó, en el debate sobre el problema del lenguaje, si éste procede de la naturaleza o de la norma (nomos). El concepto «techné» tampoco aparece hasta época avanzada, y todo ello se adecúa perfectamente con la sofística y con el uso platónico de physis en conexión con la psyche.
Pero este concepto obtiene su peso específico con Aristóteles. Siempre se produce un distanciamiento consciente respecto de Platón en las numerosas ocasiones en que Aristóteles habla en detalle del concepto de physis. Porque, a ojos de Aristóteles, Platón era demasiado matemático.
De todos modos, ni en Heráclito ni en Empédocles se utiliza esa palabra con ningún sentido que anticipe el concepto aristotélico de physis. Para Aristóteles, la physis es la manifestación primera del ser y siempre ocupa un lugar importante en la metafísica. En verdad, la propia metafísica es una amplia denominación colectiva cuya relación con el interés fundamental de Aristóteles por la physis es obvia; en todo caso, no constituye un ámbito tan claramente delimitado como los libros aristotélicos de la Física.”

[vi] “Aristóteles, como Platón, dio comparativamente pocas citas directas y su valor principal es el de recapitulador y crítico de los pensadores precedentes. (…).”
Aristotle, like Plato, gave comparatively few direct quotations, and his main value is as a summarizer and critic of earlier thinkers. p. 1.

1) PLATÓN es el primer comentarista de los presocráticos (si bien allí existieron referencias ocasionales en Eurípides y Aristófanes). Sus comentarios, sin embargo, están, en su mayor parte, sólo casualmente, inspirados al igual que muchas de sus citas, por la ironía o el divertimiento. Así, sus referencias a Heráclito, Parménides y Empédocles son, con más frecuencia que lo contrario, festivos obiter dicta, parciales o exagerados, más que juicios históricos moderados y objetivos. Provisto esta advertencia, ^latón tiene mucho de valor que decirnos a nosotros. Un pasaje, Fedón 96 ss., ofrece una perspectiva útil, aunque breve, de las preocupaciones físicas del siglo V.
(1) PLATO is the earliest commentator on the Presocratics (though there were occasional references in Euripides and Aristophanes). His comments, however, are for the most part only casual ones, inspired, like many ofhis quotations, by irony or amusement. Thus his references to Heraclitus, Parménides and Empédocles are more often than not light-hearted obiter dicta, and one-sided or exaggerated ones at that, rather than sober and objective historical judgements. Provided this is recognized, Plato has much ofvalue to tell us. One passage, Phaedo 96 ff., gives a useful but briefsurvey of fifth-century physical preoccupations. P. 3.

2) ARISTÓTELES prestó más atención que Platón a sus predecesores filosóficos de lo que Platón se ocupó, y comenzó algunos de sus tratados, sobre todo en la Metafísica A, con un examen formal de sus opiniones. Sus juicios, sin embargo, están frecuentemente distorsionados debido a su consideración de la filosofía precedente como un titubeante progreso hacia la verdad que Aristóteles mismo reveló en sus doctrinas físicas, en especial las concernientes a la causación. También aporta, naturalmente, muchas críticas agudas y valiosas y un cúmulo de información fáctica.
(2) ARISTOTLE gave more serious attention to his philosophical predecessors than Plato had done, and prefaced some of his treatises with formal surveys of their opinions, notably in Metaphysics A. However, his judgements are often distorted by his view of earlier philosophy as a stumbling progress towards the truth that Aristotle himself revealed in his physical doctrines, especially those concerning causation. There are also, of course, many acute and valuable criticisms, and a store of factual information. p. 3
GS. Kirk & J. E. Raven, Persocratic Philosophers, A critical History whit a Selecction of Texts, G.S. Kirk, Fellow of Trinity Hall and Lecturer in Classics in the University of Cambridge & J. E. Raven, Fellow of King's College and Lecturer in Classics in the University of Cambridge,1957. p. 1 y 2.
C. S. KIRK, J. E. RAVEN Y M. SCHOFIELD, LOS FILOSOFOS PRESOCRATICOS, HISTORIA CRITICA CON SELECCION DE TEXTOS, VERSION ESPANOLA DE JESUS GARCIA FERNANDEZ, SEGUNDA EDICION, PARTE II, EDITORIAL GREDOS. p. 7 y 8.